jueves, 17 de junio de 2010

Amigo mío , que penuria la tuya .
Estiro el parpado hasta tu orilla, y nisiquiera me mojo.
Tantos puertos,fermentados en muerte qué casi parecen fosforos quemados.
Me alejo casi por instinto.
Para no ardér en tu fuego

2 comentarios:

  1. Che, todo esto lo escribis vos?.

    me gustan tus palabras.

    ResponderEliminar
  2. sisi lo escribo yo
    muchas gracias !! :)

    ResponderEliminar